Es admirable la entereza de Marta y la confianza en sí misma en el momento de grabar este tema, perteneciente al ballet más apreciado de todos los tiempos: “El lago de los cisnes”, del compositor ruso Tchaikovski.

Se estrenó en el Teatro Bolshoi de Moscú, con la coreografía de Julius Reisinger en 1877. Paradógicamente, no fue muy aceptado en su momento. Sin embargo, el 15 de enero de 1985, con la nueva coreografía de Marius Petipa y Lev Ivanov, esta obra logró un gran éxito en el Teatro Mariinski de San Petersburgo.

La obra transcurre entre el amor y la magia, enlazando en sus cuadros la eterna lucha del bien y del mal. La protagonizan el príncipe Sigfrido, enamorado de Odette, joven convertida en cisne por el hechizo del malvado Von Rothbart, y Odile, el Cisne Negro e hija del brujo.

Fuente: “El Maravilloso Ballet Clasico. Compilacion”, Torres de Camacho, Aniuska; Santana, María del Carmen.

A %d blogueros les gusta esto: