Si bien es cierto que esta no es la grabación del primer intento, esta vez apenas he otorgado importancia a los errores: somos humanos y reconozco que cuando yo tocaba en audiciones, era de las que más nerviosa me ponía. Hay que aprender a no pararse cuando tocas, a ser consciente de lo que uno hace bien y mal (para eso es necesario educar el oído) y, sobre todo, hay que disfrutar mientras tocamos el piano. Esta ha sido una de las clases en las que más nos hemos reído, ¿verdad, Laura?

En la próxima grabación que publique de Laura interpretará un fragmento de una banda sonora. En una semanita descubriréis de cuál se trata.

A %d blogueros les gusta esto: