Continuamos avanzando con el método de percusión corporal (Body Music) desarrollado por Keith Terry. Esta vez lo hemos complicado un poco con respecto a otras clases, a petición de Inés (“¡confúndeme, confúndeme!”): mientras ella toca 3 percusiones (palmas-pecho) yo toco 7 (palmas-pecho-muslos-pies).

Algunos alumnos, como Sofía, deciden aprovechar las vacaciones de verano para asistir a clases de música; otros, sin embargo, se toman dos meses de descanso para retomar las clases en Septiembre. ¡Hasta entonces, Inés!

A %d blogueros les gusta esto: