Bobby MacFerrin demostró mediante un pequeño ejercicio musical la facilidad del cerebro humano para asimilar la escala pentatónica. Observad la magnifica actitud de los músicos y la sorpresa de los neurólogos después del buen resultado de esta improvisación.

El marco fue la conferencia “Notas y neuronas: en busca del coro común”, en el que se intentó descubrir si nuestras respuestas musicales vienen “de fábrica” o si están culturalmente determinadas y si las reacción al ritmo y a la melodía es universal o está influenciada por el medioambiente.

Estas son las palabras de Bobby al final de su participación: “lo que me resulta más interesante de esto es que no importa dónde esté, donde sea, todas las audiencias lo entienden… No importa donde… Es la escala pentatónica”.

Nota: una escala pentatónica es aquella formada por cinco sonidos. La más común es la que está formada por tonos enteros e intervalos de tercera, es decir, sin semitonos. La escala pentatónica de Do la conforman las siguientes notas: do-re-mi-sol-la-do.

A %d blogueros les gusta esto: