En el Monte Santa Tecla se encuentra el santuario del mismo nombre, construido entre los siglos XII y XVI. Las celebraciones en honor a la santa tienen su origen en una sequía de siete años que causó grandes males en toda la comarca. Desde entonces, hablamos del año 1355, los fieles ascienden al monte para agradecer la intervención benefactora de la santa. La fiesta se celebra desde el 23 de septiembre de 1951, año en el que tiene lugar la llegada de la santa a la ermita.

Desde aquí deseo un feliz día a todos los guardeses, y os animo a que contactéis con Musiqueando con María para recibir clases de música tanto en A Guarda como en Pontevedra. ¡Ya quedan menos horas libres!

 

A %d blogueros les gusta esto: