El 11 de Diciembre de 1964 fallecía Sam Cooke, compositor y cantante estadounidense considerado por algunos El Rey del Soul. El primer lanzamiento de RCA (su compañía discográfica) después de su muerte fue, precisamente, “A Change Is Gonna Come”, escrita por Cooke tras escuchar la canción “Blowin´in de Wind”, de Bob Dylan. El tema ejemplificó como pocos el Movimiento por los Derechos Civiles en Estados Unidos.

A %d blogueros les gusta esto: