De sobra son conocidos por todos los beneficios de la música en personas de cualquier edad, desde fetos hasta ancianos. Su manejo realizado por un profesional especializado ayuda a mejorar la comunicación, las relaciones personales, el aprendizaje, el movimiento, etc., satisfaciendo de esta forma, necesidades físicas, emocionales y mentales. Esta metodología es conocida como musicoterapia. Prueba de ello es este vídeo, en el que canciones conocidas arrancan una sonrisa en ancianos que estaban “apagados”. Os animo a que escuchéis música con vuestros padres y abuelos (sobre todo música de su época) y observéis sus reacciones. Después podéis escribir un comentario en esta entrada para compartirla con todos los seguidores de Musiqueando con María.

A %d blogueros les gusta esto: