Este primer vídeo está protagonizado por los pequeños piratas, quienes han dado un pasito más durante estas semanas, y han practicado no sólo sonidos fuertes y suaves si no la progresión de unos a otros. Como podéis observar, hemos creado dos reguladores de intensidad con pajitas pegadas en dos folios. Destaco la idea aportada por uno de ellos durante el propio juego: utilizar las palmas a modo de instrumento.

En el segundo vídeo, Laura mueve un globo verticalmente en función de la altura de las notas que toco en el piano. Antes de haber realizado este ejercicio, aprendió a tocar la misma melodía con sus pequeños deditos, que cada mes están más ágiles y fortalecidos. ¡El ejercicio fue idea de Laura!

A %d blogueros les gusta esto: