He animado a Lilí a tocar canciones a cuatro manos y este es el resultado: “Aserrín, aserrán” (ella toca la melodía y yo le acompaño con un bajo sencillo). Se trata de una vieja canción popular española, propia de la noche de San Juan. Sirve de acompañamiento a un juego que consiste en que un niño pequeño se sienta en las piernas de una persona mayor mientras esta lo balancea. La letra de la canción cambia según la zona en la que se cante. Estos son los de la versión de Galicia: “¡Aserrín! ¡Aserrán! / Los maderos de San Juan / piden pan, no les dan / piden queso, les dan hueso / ¡con el triqui, triquitrán!”.

A %d blogueros les gusta esto: