En la clase de la semana pasada Inés, además de practicar percusión corporal, jugar a actividades elaboradas por mí misma y realizar alguna ficha sencilla de lenguaje musical, cambió el teclado por el carillón, en el que interpretó varias piezas, entre ellas “Caramelo chiquitito”.

A %d blogueros les gusta esto: