La música representa para los niños una parte fundamental en su desarrollo y aprendizaje. Si bien los alumnos de Musiqueando con María han aprendido canciones variadas, relacionadas con el timbre, la intensidad, con personajes que representan las teclas del piano, etc., este mes he empezado a trabajar con ellos canciones infantiles con dramatización, debido a sus múltiples beneficios, entre ellos el desarrollo motriz. Los ritmos marcados, característicos de las mismas, ayudan al niño a moverse en función de la música, de forma que desarrolla y mejora la expresión corporal, la coordinación y su capacidad motriz. ¡A los niños les encantan y espero que a vosotros también!

A %d blogueros les gusta esto: