Carmen esta preparando, entre otras piezas, “Para Elisa”, una de las obras pianísticas más famosas de la historia de la música. Ilusión, estudio constante y pequeños trucos, como bien os comenté hace unos días, son la llave para poder llegar a interpretarla con cierta facilidad cuando hace apenas un año que empezó a tocar el piano.

Según un estudio realizado por el investigador italiano Chiantore, no fue Beethoven quien firmó la partitura definitiva de esta bagatela para piano, sino el alemán Ludwig Nohl. En el siguiente enlace podéis leer más información al respecto: Für Elise. Sea como fuere la verdadera historia, su belleza musical es indudable. Esto queda confirmado en el hecho de que algunos de mis alumnos, con edades y gustos musicales muy variados, me han pedido una adaptación de la partitura para poder interpretarla.

A %d blogueros les gusta esto: