Da gusto cuando el esfuerzo que realizo día a día en preparar las clases y en impartirlas fructifica en buenos resultados y… ¡en REGALOS! Hoy por la mañana Lilí me sorprendió con una bolsa adornada con pájaros y una hermosa caja con motivos musicales, donde ya he guardado las bolsas en las que meto las fichas de los numerosos juegos musicales con los que se divierten todos mis alumnos. La tarde me la endulzó Marcela, con unas simpáticas y sabrosas magdalenas, en las que colocó unas arañas (¡comestibles, claro!) con motivo de Samaín.

Regalos de alumnos

¡Muchísimas gracias por vuestro detalle!

A %d blogueros les gusta esto: