En el vídeo que os ofrezco hoy, Aldo Narejos entrevista a Carmen París, compositora, intérprete, cantante y actriz. Me he tomado la molestia de transcribir algunas de sus frases para que, además de escucharlas, podáis leerlas con calma y reflexionar sobre ellas.

“Aldo es el que mejor hasta el momento ha explicado lo que está pasando con la música industrial y con la música en general, porque la música industrial ejerce un monopolio sobre el resto de las músicas […].Lo bueno que tiene tu aparición es que lo has explicado muy bien para cualquiera

“Se ha llegado a un nivel en que lo que interesa para vender un producto es que el cantante esté bueno o venga de algún show mediático o sea modelo o sea una actriz famosa… Entonces se ha devaluado la figura del artista de vocación profesional con formación y con conocimientos. Este es el estado de nuestra cultura: no se valora ni la excelencia ni el mérito ni el arte, se valoran otras cuestiones”.

“Hoy en día la música ha relegado su papel y le ha cubierto la imagen: es más importante la imagen que la música”.

“Yo me fijo mucho en las mujeres creadoras, sobre todo mujeres que tocan instrumentos, que escriben canciones, no solamente intérpretes. Eso es una cosa que al día de hoy, con el feminismo tan efervescente que parece que hemos alcanzado en el 2.000 y pico… pero en eso es una asignatura pendiente nuestra, el de ser instrumentistas también, no solo acercarnos las mujeres a la música como cantantes, pero como eso es lo que se está fomentando con el marketing del show business: la mujer como mujer objeto se repite, y sobre todo si las agarran de bien jóvenes para utilizarlas como producto infantil, angelical, y cuando se hacen mayores de edad lo mismo se hace con la música: convertirlas en la bomba sexual de referencia, mucho marketing con mucha imagen y al final el contenido es lo de menos”.

“Queridas hermanas: es muy importante tener en cuenta que, pese a que el entorno que lleva a que la imagen es lo más importante, para mí hay un ejemplo muy claro de cómo es no es así. Eso es lo que nos intentan imponer, pero yo me acuerdo como cuando la conocida como “Rosa de España” encandiló al país y lo tuvo a sus pies fue cuando era una chica sencilla del pueblo, no la habían retocado, y ella se llevó al huerto a todo el país con su voz, con su talento natural. Quieren darle mucha importancia a la imagen, pero yo considero que si quieres dedicarte a la música es necesario que tengas formación en la música, por lo menos los fundamentos de saber medir, de saber armonía. Ya no te digo que te pongas a estudiar composición y dirección de orquesta, pero sí conocer un instrumento, aprender a utilizar la voz, recibir clases de canto… Está muy bien arreglarse para una actuación, pero no se puede fundamentar una carrera solamente en el marketing y la imagen, y es importante que si te vas a dedicar a cantar, que cuando lleves 20 años sepas algo de música, porque además, tú vas a ser más independiente, si no siempre vas a depender de alguien que te componga, te acompañe, te produzca, te diga cuál es tu arte y qué es lo que tienes que hacer.

“Imagino la música del futuro maravillosa, porque ya la estoy imaginando ahora en el presente. Sin embargo, veo que, por los derroteros hacia los que va la humanidad, a no ser que suceda una revolución planetaria o un despertar de la conciencia, que consiste en ser conscientes del holograma en el que estamos insertos. Entonces si de aquí a unos diez años no sucede un despertar y una revolución y un cambio de dirección hacia donde nos llevan, la música del año 2.050 la harán los robots, sin duda ninguna; desaparecerán el sentimiento y la emoción de la música“.

A %d blogueros les gusta esto: