La noche de ayer fue especial para muchos niños: fueron a ver a los Reyes Magos, la cabalgata, recogieron muchos caramelos y, finalmente, tras caer rendidos por los nervios acumulados durante los últimos días, consiguieron conciliar el sueño, algunos durmiendo toda la noche de un tirón, y otros muchos, como Laura, despertándose a media noche. Sus motivos tenía: uno de los regalos que le había pedido a los Reyes fue un teclado para poder jugar con él, experimentar con todos los sonidos y practicar las canciones que aprende en las clases de Musiqueando con María. Pues bien, como podéis observar en la siguiente foto, los Reyes han hecho magia y han convertido uno de sus sueños en realidad.

Teclado Laura BLOG

 

A %d blogueros les gusta esto: