Viento en popa a toda vela, Carmen continúa montando piezas como churros. Ya sabe tocar obras de un nivel considerable, teniendo en cuenta que lleva solo un año estudiando piano (ver primera publicación). El objetivo fundamental de esta  pieza, titulada“Pequeña broma” (“Piano 1”, de Isabel Tchokov-Gemiu), es trabajar la sustitución de un dedo por otro en una misma tecla. Con todos ustedes… ¡Carmen!

A %d blogueros les gusta esto: