Además de dictados musicales, solfeo y, por supuesto, juegos, en las horas que asisten a clases de música Laura y Alonso tocan el piano. Éstas son las piezas que ellos mismos han querido que grabase para el disfrute de todos vosotros. En ambas participo yo también con un acompañamiento sencillo.

En la primera Laura interpreta “Marching Up and Down”, una pieza gracias a la cual continúa aprendiendo las notas en el pentagrama y afianza la interpretación pianística con ambas manos.

La segunda es todo un clásico, “La chocolatera”, que a Alonso le encanta, de hecho la suele tocar todos los días, consiguiendo interpretarla cada semana a mayor velocidad, que aunque no es lo más importante, sí ayuda en ocasiones a pasarlo muy bien y reírse un rato.

Por último, añadir que “La chocolatera” recibe diferentes nombres en función del país en el que nos encontremos: en Japón Neko Funjatta, en Alemania The Flea Waltz, en Holanda Vlooienmars (Flea March), en Belgica Valse des Puces (Flea Waltz), en Rusia Sobachiy Val’s (Dog Waltz), en Bulgaria Koteshki Marsh (Cat March),en Hungría Szamárinduló (Donkey March), en Dinamarca Prinsesse Toben (Princess Two-Legs), en Mexico Los Changuitos (The Little Monkeys), en Finlandia Kissanpolkka (Cat Polka) y en China 小偷进行曲 (Thief March).

A %d blogueros les gusta esto: