En la publicación de hoy podéis ver un emocionante vídeo cuya protagonista es Isabel, mujer en tratamiento oncológico a quien su ídolo, José Luis Perales sorprendió en su cama de hospital haciéndose pasar como su compañero de habitación. El cantante llegó con el rostro completamente vendado, simulando haberse quemado, y empezó a hablar con la compañera de habitación, explicándole que él solía cantar para aliviar el dolor. Isabel, en confianza, contó que cuando ella tenia 37 años le diagnosticaron un cáncer de pecho y para sobrellevarlo escuchaba temas de Perales, su cantante favorito.

Sin embargo, todo cambia cuando el hombre empieza a tararear un fragmento de la canción “Un velero llamado libertad”, para quitarle tensión al momento: “Yo lo que hago es cantar, y así se van los dolores“, le dice a la mujer. Entonces Isabel le cuenta su fanatismo por José Luis Perales: “Me sé todas sus canciones. Le seguía por todos los sitios… Me encanta. El año que me operé del pecho, era muy joven, tenía 37 años. Yo ponía sus canciones, y me ayudaba porque en ese momento tenía cáncer y lo pasé muy mal“, relató. Es allí que el señor le pide a Isabel que cante con él. Y mientras entonan uno de sus éxitos, comienza a quitarse las vendas de su cabeza, y llenar de emoción a la señora, que no podía creer estar viendo a su ídolo frente a ella.“No me lo puedo creer”, dice ella con lágrimas en los ojos.

A %d blogueros les gusta esto: