Hace unos meses conocí a Milosz Labinski, un gran pianista que se gana la vida tocando en las calles y soportales pontevedreses. Pues bien, después de haber escuchado muy buenas críticas sobre él le pregunté si podía asisir a uno de sus ensayos, petición  que aceptó muy amablemente y, por fin, hoy he tenido el placer de escucharlo. Tanto me ha gustado que me he tomado el detalle como un regalo de cumpleaños anticipado.

Milosz durante el ensayo

En el vídeo que le grabé está interpretando la Sonata Op. 13 en La Mayor, D.644, de F. Schubert. Insiso en que se trata de parte de un ensayo informal y no de un concierto; por tanto, y como él mismo dijo, es mejorable.


A %d blogueros les gusta esto: