Beneficios de la música en los niños

Éxito música

Los beneficios de la música en los niños son de sobra conocidos. Numerosos estudios se han hecho eco de ello.

Inteligencia: la música ayuda a crear conexiones de neuronas en el cerebro, estimulando la inteligencia y la capacidad de aprendizaje, en especial de la lectura, de las matemáticas y del habla:

  • Lectura: los niños que estudian música aprenden más fácilmente a leer, y esto les da una ventaja en la escuela.
  • Matemáticas: está científicamente demostrado que la música potencia nuestra lógica. Nos ayuda a resolver problemas matemáticos y razonamientos complejos.
  • Habla: practicar música fortalece el habla, mejorando la habilidad formar frases y hablar con fluidez.

Perseverancia: la música es un lenguaje complejo que presenta sus dificultades. Estudiando música los niños tienen que esforzarse y ser perseverantes para lograr un objetivo. Así es como aprenden a no frurstrarse cuando algo no les sale tan fácilmente, a tener confianza en sí mismos para seguir luchando.

Buenos modales: a través de la música se aprenden valores sociales como compartir, escuchar y respetar a los demás.

Expresión de emociones: la música es un arte abstracto que nos permite expresar emociones y sentimientos sin necesidad de hablar. Nos enriquece el alma y el intelecto.

Concentración: la música aumenta la capacidad de memoria, atención y concentración, habilidades claves para cualquier oficio en la vida.

Habilidades físicas: el aprendizaje de la música también implica actividad física que mejora el equilibrio, la coordinación y la precisión.

                  niños jugando con instrumentos

 

 

Los beneficios de la música en personas con alzheimer

De sobra son conocidos por todos los beneficios de la música en personas de cualquier edad, desde fetos hasta ancianos. Su manejo realizado por un profesional especializado ayuda a mejorar la comunicación, las relaciones personales, el aprendizaje, el movimiento, etc., satisfaciendo de esta forma, necesidades físicas, emocionales y mentales. Esta metodología es conocida como musicoterapia. Prueba de ello es este vídeo, en el que canciones conocidas arrancan una sonrisa en ancianos que estaban “apagados”. Os animo a que escuchéis música con vuestros padres y abuelos (sobre todo música de su época) y observéis sus reacciones. Después podéis escribir un comentario en esta entrada para compartirla con todos los seguidores de Musiqueando con María.

Si quieres aprender música, puedes

Si bien es cierto que no todos empezamos a aprender música a la misma edad ni avanzamos al mismo ritmo, lo fundamental es la intención. Si quieres aprender música, puedes.

 

Teclado de Ana, alumna de Musiqueando con María

 

Nayara, Paula, Maia y Ana son las protagonistas de los vídeos de esta publicación. En el caso de la Nayara, practica en un teclado sencillo, instrumento que le permite seguir mejorando y avanzando. Con esto quiero decir que no es necesario gastar demasiado dinero para disfrutar con la música. Incluso podéis comprar instrumentos musicales de segunda mano, lo que os permitiría reducir gastos, haciéndoos con teclados de una calidad incluso mejor.

Además, como digo siempre, aunque la música es una actividad con múltiples beneficios, no es el único arte del mundo. De la misma forma que algunos niños tienen dotes musicales, otros tienen más facilidades para pintar, para escribir, para cálculos matemáticos, etc. Por eso una opción es vender en milanuncios o cualquier otra página de Internet, instrumentos que tengáis por casa, para darle la oportunidad a otras personas a aprender música y disfrutar con ella.

 

 

Todo mi proyecto personal en este enlace

 

Uno de los aspectos que me ha llamado la atención durante los últimos años es que aparezcan armaduras musicales en libros de iniciación al piano cuando en teoría no se abordan hasta el tercer año de conservatorio, prácticamente. Como para mí eso carece de sentido y considero a las niñas de 7 años totalmente capaces de entender las armaduras, precisamente eso he hecho. Además de entenderlo han disfrutado la lección, aspecto fundamental para aprender música. Prueba de ello es el siguiente vídeo, en el que podéis ser partícipes de la primera explicación de este tema a Paula y a Maia.

 

¿Qué son esos signos musicales?

 

La coordinación es muy importante en la interpretación del piano - piopialo          . Por eso insisto mucho en ejercicios como éste: consiste en marcar el pulso con la mano izquierda mientras la derecha interpreta la secuencia rítmica indicada. He de decir que me siento orgullosa de los resultados obtenidos en esta actividad, en parte fruto de la buena actitud mostrada por Ana. Es una de las mejores formas de aprender música. Conste que se trataba de la primera vez que practicaba un ejercicio similar.

 

Intentad imitar el ritmo con vuestras manos

 

Es importante guiar a los niños en el estudio del piano, enseñarles cómo tienen que organizar la práctica. Eso es lo que le he indicado en algunos compases a Nayara. Os aseguro que la diferencia en apenas 5 minutos fue tremenda: pasó de tocar despacio y con errores a interpretar la pieza con fluidez y seguridad. Evidentemente no voy a pedirles a niñas de 7 años que repitan cada compás 50 veces, pero sí es importante que creen buenos hábitos de estudio - piopialo           con el instrumento.

Creando buenos hábitos de estudio, fundamentales para una buena interpretación

 

Una de las mejores formas de practicar los conceptos teóricos es a través de las propias partituras de piano, como la que os muestro a continuación. Ya que en clases anteriores estuvimos aprendiendo los intervalos con dados y una ruleta, aproveché unos segundos de la clase para repasar estos conceptos.

Analizamos algunos intervalos de las partituras

 

¡Actitud positiva ante todo!

 

Las notas dobles parecen pequeños racimos de uvas

 

 

 

 

5 recomendaciones para aprender música

Los beneficios de aprender música son de sobra conocidos, por eso Musiqueando con María os va a citar 5 recomendaciones para aprender música.

 

Cerebro y música

 

1. Elegir las piezas que os gustan

Siempre intento que las piezas que interpretan sean siempre del gusto de los alumnos, tanto las que les recomiendo yo por cuestiones técnicas, melódicas, etc. como las que ellos mismos escogen. En este caso Adrián escogió “All of Me“, de John Legend.

 

2. Ser persistente

Entre otras recomendaciones destaco también una relacionada con la organización de las clases: intento llevar a cabo la misma secuencia de actividades: solfeo, dictados, entonación e instrumento. El solfeo es muy importante para leer las partituras; por eso, además de realizar ejercicios de lectura de notas en clave de fa y sol con diferentes ritmos, también practicamos percusión con ritmos diferentes en cada mano. Este último método les resultará muy útil para tocar el piano con más fluidez (véase la siguiente foto).

Lectura rítmica mediante percusión con ambas manos. Éste es uno de los últimos ejercicios que hemos practicado.

Los dictados musicales son clave para una buena educación auditiva. Nos ayudan a reconocer posibles notas falsas (incorrectas) cuando estamos estudiando una partitura. Por eso intento practicarlos con mis alumnos en todas las clases con diferentes ejercicios rítmicos y melódicos (adivinando notas, reconociendo y ordenando secuencias, etc.).

Dictado rítmico

Próximamente publicaré vídeos en los que podréis ver cómo trabajan mis alumnos los dictados, escribiendo las notas a la vez que las escuchan, comprobando las notas cantándolas, etc.

 

3. Compartir experiencias con otra persona

Ya sea con el mismo instrumento o con otro diferente, es interesante interpretar la misma pieza con otra persona. Así mejoras la concentración, ya que estás tocando tu parte correspondiente mientras escuchas la parte que interpreta tu compañero. Es decir, el ritmo y la melodía de su parte no necesariamente van a coincidir con la tuya.

 

¿Nos acompañáis con palmas?

 

Los juegos musicales también forman parte de mis recomendaciones para aprender música, sobre todo si se realizan en equipo, como el siguiente, que consiste en practicar la escala por grados conjuntos, por un lado ascendentes y por otro descendentes. Hemos empleado la baraja de cartas Ladomi: ¡concentración y diversión al 100%!

 

¿Quién ganará?

 

4. Aprender de los errores

A nadie le gusta cometer errores, pero debemos darnos cuenta de que forman parte esencial de la superación personal. Debemos analizar nuestros errores y extraer los aspectos positivos de ellos. Es importante aprender y darnos cuenta de lo que podemos mejorar. El siguiente vídeo se lo enseñé a Laura para que comprobase que las blancas duran más de lo que deberían; además, he utilizado este ejemplo para enseñarle la lectura anticipada de las notas aprovechando los valores largos. Es la mejor forma de aprender: escuchando.

 

Algún día interpretará el tema de Hombres G

 

5. Aplicar la teoría a la práctica

La última de mis recomendaciones está relacionada con aplicar en las partituras los conceptos que estudiamos de forma teórica, porque es de esta forma cuando todo el aprendizaje cobra sentido. En este caso lo ejemplifico con los compases en anacrusa: por un lado, la hoja con la que los aprendieron a solfear y, por otro, la interpretación correspondiente.

Explicación de compases en anacrusa y ejemplos

 

Pieza para practicar los compases en anacrusa

 

Incluso este semana he aprovechado la explicación de una célula rítmica para explicar el ritmo del reggaeton. Es probable que comparta con todos vosotros próximamente tutoriales sobre cuestiones rítmicas.

Explicación de algunas células rítmicas

 

Ejemplos de células rítmicas

Espero que esta publicación os haya servido de provecho y os gustase. ¡Hasta la próxima! 😉😉😉