Popurrí musical para inaugurar el año 2018

La “Oda a la Alegría” encabeza el popurrí musical que he escogido para inaugurar el año 2018.

Popurrí musical

“Oda a la alegría” (An die Freude en alemán) es una obra escrita por el poeta Friedrich von Schiller (1759-1805) en noviembre de 1785 y publicado por primera vez en 1786. En 1792, cuando tenía 22 años, Beethoven conoció la obra y enseguida quiso musicalizar el texto, surgiendo así la idea que acabaría siendo con los años su Novena y última sinfonía en Re Menor, Op. 125, cuyo movimiento final es para coro y solistas sobre la versión definitiva de la “Oda a la Alegría” de Schiller. Esta pieza musical ha pasado a ser el Himno Europeo.

En este enlace tenéis varios vídeos con dicha pieza interpretada por alumnos míos: Laura, Carmen, Antonio, Inés y Carlos.
En 2011, en Tokio, 167 músicos interpretaron algunos de los clásicos de Beethoven con el “Matryomin”, un nuevo instrumento que alberga un theremin dentro de una matryoshka. La matryoshka, por supuesto, es la tradicional muñeca rusa de madera en la que podemos encontrar muñecas cada vez más pequeñas metidas unas dentro de las otras.
No podía faltar un flashmob:
Y, por supuesto, la obra interpretada por el coro más grande del mundo:
¡Pura emoción!

 

Uno de los aspectos que más agradezco a mis profesores de piano es el hecho de que me hubieran obligado desde pequeña a memorizar las piezas para piano, tarea sencilla si empiezas memorizando pequeños fragmentos y tienes buen oído. Es una tarea fundamental para mejorar la interpretación de una pieza, ya sea de piano o de cualquier otro instrumento. Desde mi experiencia os aseguro que si empezáis a memorizar desde un principio, conseguiréis que al cabo de un tiempo se convierta en algo automático mientras estudiáis, no una tarea adicional, al menos cuando se trata de piezas sencillas.
Incluso mis alumnos más pequeños han empezado a trabajar conmigo el proceso de memorización. Prueba de ello son los siguientes vídeos, cuya protagonista es Nayara.
Cocinamos música sin ver la receta

Por último, insisto en que considero fundamental en el terreno de la enseñanza compartir material. Y eso es lo que voy a hacer a continuación, recomendándoos blog que no tienen desperdicio alguno. Algunas las podéis ver en la barra lateral de este blog.

 

Y, de regalo, este precioso vídeo:

A todos mis alumnos y seguidores, gracias.

Finaliza un curso que ha sido estupendo para Musiqueando con María, con nuevas experiencias que me han ayudado a mejorar como docente y como persona.

 

¡Gracias por todo!

Los protagonistas de mi blog han sido siempre mis alumnos, gracias a los que sigo haciendo realidad mi sueño como profesora de música. Por eso voy a empezar con los últimas grabaciones de este curso, en el que han evolucionado de una forma increíble.

 

Os presento a Paula

 

Nayara en acción

Éste ha sido un año en el que he compartido mucho material de descarga gratuita, tanto apuntes de lenguaje musical, algunos en colaboración con Jaime Altozano (en octubre, cuando aumentaron notablemente las visitas), como partituras. De hecho, son precisamente las partituras las publicaciones que más visitas han recibido este año, con diferencia.

Posts más vistos

Estadísticas del blog

Y es que no concibo la docencia sin compartir ideas. Lo considero fundamental. Cada profesor, intérprete o investigador nos inspiramos en momentos diferentes y tenemos puntos fuertes también distintos. Cuando tenemos un tema en común que nos apasiona, aportamos cada uno nuestro granito de arena y surgen muy buenas ideas de las que cualquiera de vosotros (¡y nosotros mismos!) y se puede nutrir.

Trabajo cooperativo

 

Si bien las emociones siempre han formado parte del ser humano, hoy está más que nunca a la orden del día en muchísimos centros educativos. Los profesores nos seguimos formando continuamente para guiar a nuestros alumnos, prepararlos y educarlos de la mejor forma posible, creando una especie de cadena que ya está dando sus frutos en muchos alumnos de todas las edades.

Aunque no estén directamente relacionados con la música, quería volver a ofreceros dos vídeos de Javier Cebreiros que son un auténtico chute de positivismo e ilusión:

Para los que os haya gustado el vídeo anterior, os regalo este otro. Incluso siendo más amplio os quedaréis con ganas de más:

Os invito a un café...

 

Gracias, de nuevo, por estar ahí. Continuaré los próximos días tanto en Facebook como en Instagram y, a partir del próximo año, con nuevas publicaciones que os dedicaré con todo mi cariño. Feliz año a todos.

Mi gran proyecto personal, un sueño hecho realidad.

 

Progreso de mis alumnos en noviembre

Si me pidieran que mencionase uno de los aspectos positivos de Musiqueando con María destacaría lo mucho que disfruto observando el progreso de mis alumnos, tanto en piano como en lenguaje musical, y compartir con ellos la alegría que les produce.

 

A nadie le amarga un dulce…

Aprovecho para felicitar a todos los músicos en conmemoración de Santa Cecilia.

cecilia_22noviembre

Conmemorando el día de Santa Cecilia

 

En una de las últimas clases estuve repasando con Sabela y África el temario del próximo examen en el conservatorio. Cuando le escribí a África en su libreta unos intervalos musicales para que los analizase según número y especie lo primero que hizo fue coger el libro de teoría de Ibáñez Cursá para guiarse por los esquemas (he de decir que me parecen incomprensibles). Automáticamente le cerré el libro, le dije que la teoría ya la sabía, que sólo necesitaba razonar la información y escribirla. Pues bien, como sé que le encanta escribir en la pizarra (¿a quién no?) le cedí mi rotulador y, ayudándos plasmó los datos que, evidentemente, no le van a proporcionar en examen.

Os recuerdo que en la sección Descargas de este blog están disponibles apuntes de intervalos de descarga gratuita.

 

África analizando intervalos en la pizarra

 

Uno de los contenidos que más les cuesta asimilar a la mayoría de los niños son las armaduras y las tonalidades, cómo hallarlas y cómo escribirlas (apuntes en este enlace). Por eso utilizo metodologías muy diferentes: una de ellas, que ya os enseñé en alguna otra ocasión, son las llaves musicales, actividad que consiste en emparejar, con Lacasitos, la tonalidad con su correspondiente armadura. Al final de este juego, claro está, se zamparon más de un Lacasito; los restantes los compartieron (¡o eso deberían!) con sus hermanos.

Como podéis ver en la siguiente imagen, la semana pasada fue muy dulce. No sólo aprendimos música con Lacasitos sino que también zamparon regalices que utilizamos para formar pentagramas y repasar las notas musicales. ¡Las situaron más rápido que nunca! Y menudas risas… En cuanto a los botones, ya son una institución de mis clases; me piden utilizarlos cada semana y yo accedo encantada.

Pentagrama hecho con regalices… el palillo lo utilizamos como línea adicional

Botones de respuesta rápida

 

 

 

 

 

 

En cuanto a los avances de mis alumnos tocando el piano, destaco el caso de Valentina, quien esta semana, por primera vez, leyó musicografía Braille al mismo tiempo que la iba interpretando en el piano. Sin palabras me quedé. ¡Olé, campeona!

¡Querer es poder!
Nayara va viento en popa a toda vela, siempre muy atenta en clase. Además, se nota que practica en casa, ¡así da gusto!
Interpretamos la pieza a cuatro manos
He de reconocer que los pianistas que nos formamos en el conservatorio, somos “músicos de partitura” y no solemos improvisar. Por eso, Maia me sorprendió con esta composición propia la semana pasada. Viva la imaginación pictórico-musical.

Improvisación de Maia

Algunos alumnas, como Laura, han empezado a interpretar piezas de piano con alteraciones (sostenidos y bemoles). Les cuesta, porque la posición de los dedos no siempre es cómoda, pero se van adaptando poco a poco.
Había una vez un barquito chiquitito...

 

Por otra parte os presento a Adrián, un alumno nuevo que terminó Grado Elemental de trompeta el curso pasado y ha decidido aprender a tocar el piano, instrumento que le está encantando. En breve, nuevas grabaciones suyas.
Pasito a pasito vamos haciendo el caminito

 

Alonso ya ha dado un pasito más y se ha atrevido a estudiar acompañamientos más complejos que interpreta con cierta facilidad.
Acompañamiento armónico, ¡interesante!

 

Primeras imágenes y vídeos del nuevo curso

Los alumnos de Musiqueando con María vuelven a ser los protagonistas de esta gran aventura.

 

Musiqueando con María

 

Tras las merecidas vacaciones de verano, las clases de Musiqueando con María han vuelto a rodar, y ahora que llevamos ya unas semanas de clase, tengo material preparado que estoy deseando mostraros. Una de las novedades de este año son las fichas de niveles y temáticas variadas con las que mis alumnos aprenderán cuestiones de lenguaje musical de una forma muy amena: coloreando por parejas, uniendo conceptos, completando datos, etc. Evidentemente, este material complementará los tan solicitados juegos que os mostré ya en varias ocasiones (¡los peces y las moscas les encantan!).
Nayara muestra en la siguiente foto una ficha con la que trabajó los intervalos según su número, aspecto que tratamos previamente de forma auditiva a través de canciones y células melódicas.

 

Nayara colorea una ficha de intervalos

 

En un nivel superior están las armaduras musicales, que ya hemos trabajado de múltiples formas. La ficha que le entregué a Sabela consistía en colorear por parejas las armaduras con su correspondiente tonalidad. Por un lado tenía armaduras con sostenidos y por el otro con bemoles. Poco trabajo, pero bien hecho y, lo importante, razonado y entendido.

Sabela muestra una ficha de armaduras musicales

 

Podéis descargar de forma gratuita apuntes sobre este intervalos y armaduras en la nueva sección Descargas.

 

Los dictados son una parte fundamental en la formación musical ya que nos permiten detectar posibles notas erróneas cuando interpretamos un instrumento y, por ejemplo, sacar de oído melodías para su posterior escritura. Es muy importante ayudarles a razonar la línea melódica, enseñándoles pequeños trucos y métodos que le faciliten el trabajo. En el siguiente vídeo trabajo con Nayara un dictado musical con las notas do, mi y sol. Ojo con su caligrafía musical, casi impecable.

 

También he retomado la musicografía Braille con Valentina, quien ha mejorado mucho tanto con la escritura como con el oído y el piano.

Nico y Alba practican música y movimiento con balones y pañuelos

Uno de los bloques fundamentales para trabajar con los más pequeños es el de música y movimiento.

Los alumnos de Musiqueando con María, además de tocar el piano, realizan actividades muy variadas para aprender lenguaje musical (juegos, solfeo, fichas, etc.). Considero fundamental practicar música y movimiento de diferentes formas; el objetivo de las actividades de hoy consistía en llevar el ritmo constante de las canciones que escuchaban, previo aprendizaje de los compases.

Nico y Alba agitando pañuelos al ritmo de la música

 

En la primera actividad se trataba de marcar el pulso botando una pelota, ejercicio que resulta un poco complicado cuando el pulso es lento, ya que los movimientos son más largos, incluso con ciertas pausas para “hacer tiempo” y que el balón percuta el suelo en el momento justo del pulso.

Como podéis comprobar en el siguiente vídeo, Nico lo ha hecho realmente bien. Os animo a que probéis vosotros a practicarlo con esta canción, que es por cierto, uno de los grandes temas de la historia de la música: Purple Rain, de Prince.

Intento combinar aprendizaje con cultura musical.

La segunda, más sencilla, consistía simplemente en agitar pañuelos marcando el ritmo, ya fuera imitando el movimiento de un director de orquesta, con un brazo hacia delante y otro hacia atrás (como si estuvieran andando), etc. La canción que sonó en este caso fue “Sing”, de Travis.

 

Avances de Laura y Alonso, felices tocando el piano

Los que atienden, aprenden, y los que lo hacen disfrutando, vuelan.

¡Disfrutemos la música!

La única condición que pongo a mis alumnos de Musiqueando con María es que asistan a mis clases sólo si les gustan y, por supuesto, que las disfruten. Y así consigues que estudien en casa, aunque no sea todos los días, que busquen partituras por su cuenta y las toquen después en tus clases, con una cara de felicidad que da gusto verla.

Laura empieza a tocar dos voces simultáneamente, demostrando una concentración y una coordinación de manos con la que he de decir que me siento muy orgullosa de ella. Es más, os diré que me voy a poner las pilas con la edición de vídeos para poder mostraros ejemplos más informales grabados en clase (¡algunos no tienen desperdicio!).

 

Si os fijáis en el vídeo de Alonso, está tocando una partitura guardada dentro de una libreta. Pues bien, muchas de esas partituras las aprendió por su cuenta, como la del vídeo, porque le gustan y, evidentemente, yo soy la primera que le doy libertad en ese sentido. Además de esas canciones también toca otras incluidas en un libro de piano con el que está aprendiendo diferentes técnicas y más aspectos musicales.

 

Arte pictórico-musical