Me descubro y abro las puertas de mi rincón musical

Me descubro y abro las puertas de mi rincón musical

Si bien en otras ocasiones os mostré fotos y vídeos de mis alumnos, esta vez me descubro y os enseño parte del material que guardo en mi rincón musical.

Me descubro: natural, tal y como quedó mi rincón al terminar las clases. Quedan semanas por delante para reorganizarme y disfrutar.

 

Una de las secciones favoritas de mi blog es la de Material propio, donde ofrezco fotos y vídeos de mis alumnos, material de lenguaje musical, tanto el que es fruto de la inspiración de otros juegos no musicales como otros de cosecha propia, como podéis comprobar en este enlace. Siempre he considerado que los niños, como niños que son, tienen y deben divertirse mientras aprenden, y no aprender música con libros infumables.

 

Luz, cámara y... ¡acción!

 

No os imagináis cuánto disfruto buscando y preparando material para mis clases: son momentos en los que dejo fluir mi imaginación, recopilo y selecciono el material que considero el más apropiado y, como guinda final, lo comparto con mis alumnos y en las redes sociales y blog, para que también vosotros os beneficiéis, como en este tutorial sobre ritmo.

Las cifras hablan por sí solas

 

Las partituras merecen una mención especial: lo que empezó como un simple acto para compartir en este blog las partituras que editaba para que tocasen mis alumnos se me ha ido de las manos y ahora soy referencia en Internet en la búsqueda de partituras como “Tu canción”, de Amaia y Alfred, “El patio” e “Hijos del verbo amar”, de Pablo López, entre otras. El motivo es que, además de ofrecer un contenido interesante, no cobro por la descarga de las partituras. Me gusta que todo disfrutéis tocando las piezas que os gustan y, al menos para mí, valen más mensajes de agradecimiento que X€ de beneficio. Como bien indico en el título de esta publicación, me descubro, así soy yo.

Tengo todo el verano por delante para tocar el piano. Feliz.

 

Para terminar, os recuerdo que podéis encontrarme a través de las redes sociales - piopialo          : Facebook, Instagram, Twitter, donde aparezco con musiqueandocm y LinkedIn.

Y, tal y como he comentado en el vídeo, me despido del blog hasta Agosto. Es el momento de dedicarme tiempo y aprovechar para hojear libros y revistas a las que estoy suscrita y ni siquiera he abierto todavía, visualizar vídos para compartir con vosotros, estudiar piano e inglés, aprender fotografía y, en definitiva, disfrutar las más que merecidas vacaciones.

¡Muchísimas gracias a todos y hasta la próxima!

 

Así se logra un equilibrio musical

De la misma forma que la gramática, las matemáticas, la ed. artística, las ciencias sociales, etc. se complementan, es conveniente practicar la ed. musical desde diferentes perspectivas.

 

Equilibrio musical

 

Si por algo se caracterizan las clases de Musiqueando con María es, entre otros aspectos, por la variedad de actividades que realizan los alumnos. He de decir que estos últimos días se han reducido considerablemente, ya que la semana pasada creé un juego de cosecha propia en el que todos mis alumnos quieren participar.

Mi objetivo era crear una especie de trivial con un tablero similar a la famosa Oca para poder repasar varios contenidos mezclados durante unos 10 min. El truco está en que las preguntas que se formulan son las mismas que les planteo cuando tienen que razonar un ejercicio sobre los temas que se tratan: intervalos, armaduras y tonalidades relativas. Como motivación para los niños, han sido ellos mismos los que han diseñado las los premios y las trampas en el tablero.

En los siguientes vídeos podéis ver, por una parte, las preguntas de razonamiento y, por otro, las primeras jugadas de una de las partidas. Si cliqueáis donde pone Youtube y después en “Mostrar más” tenéis acceso a la descripción del vídeo

 

Subimos y bajamos las manos para calcular la especie

 

Tira el dado y... ¡a jugar!

 

Otro contenido que ayuda a conseguir un equilibrio musical son los dictados, tanto melódicos como rítmicos. Se trata de una actividad en la que percuto o toco en el piano una melodía y los alumnos tienen que adivinar el ritmo o las notas musicales, según de qué caso se trate. He de decir que continúo sorprendida por la falta de dictados de subdivisión ternaria en todos los libros, cuando es el ritmo más natural y muy frecuente en la música popular, al menos en la gallega. Por eso, cuando practicamos dictados insistimos tanto en los

compases de subdivisión binaria como ternaria - piopialo          
.

Prueba de ello es la siguiente foto, en la que podéis ver dos dictados rítmicos realizados por Paula, una de las alumnas que empezó las clases de música este curso.

Lo cierto es que aunque al principio protestan, porque no es precisamente su actividad favorita, pero a base de practicar se dan cuenta de que no es tan complicado y, creedme, a veces piden incluso más ejercicios, sobre todo cuando les digo que pondré sellos en función del número de aciertos. Y es posible, como fue en mi caso hace años, que alguno de vosotros se pregunte para qué sirven los dictados. Pues bien, aparte de educar el oído nos ayuda reconocer las posibles notas erróneas cuando estamos tocando un instrumento.

La siguiente imagen está relacionada precisamente con el estudio e interpretación de las piezas para piano. Como bien le comenté a Mirella, cuando toque las notas blancas tiene que estar pendiente ya de las siguientes notas, interpretadas por la mano izquierda, para que no le coja de sorpresa y el pulso continúe a su debido tiempo, nunca mejor dicho. Le demostré que fijándose en dos o tres detalles de cada partitura, y repitiendo tres veces cada fragmento, la interpretación mejora significativamente. Lo importante es que mejoren y disfruten sin agobiarse. Al fin y al cabo son niños.

Practicamos la anticipación de las notas

Lo mismo ocurre en el siguiente vídeo, en el que a Paula no le permito ver para la mano izquierda, ya que sólo toca dos notas. Sólo tiene que estar pendiente del cambio de la derecha, y para ello se ayuda de la partitura. Evidentemente, siempre animo y ayudo a que memoricen alguna partitura, y una de las mejores formas de hacerlo es cantar las notas mientras tocan el piano, así de paso entonamos, fundamental para progresar.

 

Atentos a la anticipación de la mano derecha

 

Siguiendo estas 5 recomendaciones para aprender música - piopialo           los alumnos progresan, llegando a un segundo nivel de interpretación, como es el caso de Lucía.

 

¡Buen trabajo!

Por último, también intento que los alumnos toquen acompañados, ya sea por mí o por otro de sus compañeros, como en el caso de Paula y Adrián. Con estos dos vídeos me despido hasta la próxima.

 

Fijaos en la imitación de las voces

 

¿Quién la interpreta más rápido?

 

 

Tutoriales de ritmo

Tutoriales de ritmo

 Como bien os he comentado en más de una ocasión, disfruto mucho compartiendo con vosotros todo tipo de material, ya sean partituras, apuntes, eventos, etc.

 

La corchea está formada por cabeza, plica y corchete

 

En este caso es el turno de cuestiones rítmicas. Para ello he recopilado algunos apuntes y vídeos que considero interesantes, y apoyarlos con pequeños tutoriales de ritmo.

Un compás es la división del tiempo en partes iguales.

  • Por un lado, en función del número de pulsos, existen los compases binarios, ternarios y cuaternarios.
  • Por otro, según las partes en las que se subdivide cada pulso tenemos los compases de subdivisión binaria y ternaria.
En cuanto a la indicación de compás:
  • El numerador indica el número de figuras que hay en cada compás
  • El denominador representa el tipo de figura o, dicho de otra forma, la cantidad de figuras en que se divide una redonda (ésta dura 4 pulsos). Ejemplos:
    • Cuando en el denominador aparece un 4 nos preguntamos: ¿en 4 “qué” se divide la redonda?, siendo la respuesta 4 negras. Por tanto, en el compás de 2/4 (¡en el pentagrama no escribáis la raya!) caben dos (numerador) negras (denominador), o una suma de figuras equivalente.
    • Si en el denominador aparece un 8 la pregunta sería: ¿en 8 “qué” se divide la redonda? En 8 corcheas. En consecuencia, si vemos un compás de 6/8 significa que en cada compás caben 6 (numerador) corcheas (denominador) o lo equivalente a ese valor.

¡Ojo! Cuando el denominador está representado por un 4 la subdivisión es binaria, mientras que cuando aparece un 8 la subdivisión es ternaria.

Además de los tutoriales de ritmo, si queréis más información sobre los tipos de compases no dudéis en visitar la siguiente publicación: ¿Qué es un compás musical y cómo se clasifican?

 

 

 

 

Tutorial de ritmo

 

¡Arriba esas palmas!

 

Puzles rítmicos

 

Ritmo, pulso y compás

 

 

Si quieres aprender música, puedes

Si bien es cierto que no todos empezamos a aprender música a la misma edad ni avanzamos al mismo ritmo, lo fundamental es la intención. Si quieres aprender música, puedes.

 

Teclado de Ana, alumna de Musiqueando con María

 

Nayara, Paula, Maia y Ana son las protagonistas de los vídeos de esta publicación. En el caso de la Nayara, practica en un teclado sencillo, instrumento que le permite seguir mejorando y avanzando. Con esto quiero decir que no es necesario gastar demasiado dinero para disfrutar con la música. Incluso podéis comprar instrumentos musicales de segunda mano, lo que os permitiría reducir gastos, haciéndoos con teclados de una calidad incluso mejor.

Además, como digo siempre, aunque la música es una actividad con múltiples beneficios, no es el único arte del mundo. De la misma forma que algunos niños tienen dotes musicales, otros tienen más facilidades para pintar, para escribir, para cálculos matemáticos, etc. Por eso una opción es vender en milanuncios o cualquier otra página de Internet, instrumentos que tengáis por casa, para darle la oportunidad a otras personas a aprender música y disfrutar con ella.

 

 

Todo mi proyecto personal en este enlace

 

Uno de los aspectos que me ha llamado la atención durante los últimos años es que aparezcan armaduras musicales en libros de iniciación al piano cuando en teoría no se abordan hasta el tercer año de conservatorio, prácticamente. Como para mí eso carece de sentido y considero a las niñas de 7 años totalmente capaces de entender las armaduras, precisamente eso he hecho. Además de entenderlo han disfrutado la lección, aspecto fundamental para aprender música. Prueba de ello es el siguiente vídeo, en el que podéis ser partícipes de la primera explicación de este tema a Paula y a Maia.

 

¿Qué son esos signos musicales?

 

La coordinación es muy importante en la interpretación del piano - piopialo          . Por eso insisto mucho en ejercicios como éste: consiste en marcar el pulso con la mano izquierda mientras la derecha interpreta la secuencia rítmica indicada. He de decir que me siento orgullosa de los resultados obtenidos en esta actividad, en parte fruto de la buena actitud mostrada por Ana. Es una de las mejores formas de aprender música. Conste que se trataba de la primera vez que practicaba un ejercicio similar.

 

Intentad imitar el ritmo con vuestras manos

 

Es importante guiar a los niños en el estudio del piano, enseñarles cómo tienen que organizar la práctica. Eso es lo que le he indicado en algunos compases a Nayara. Os aseguro que la diferencia en apenas 5 minutos fue tremenda: pasó de tocar despacio y con errores a interpretar la pieza con fluidez y seguridad. Evidentemente no voy a pedirles a niñas de 7 años que repitan cada compás 50 veces, pero sí es importante que creen buenos hábitos de estudio - piopialo           con el instrumento.

Creando buenos hábitos de estudio, fundamentales para una buena interpretación

 

Una de las mejores formas de practicar los conceptos teóricos es a través de las propias partituras de piano, como la que os muestro a continuación. Ya que en clases anteriores estuvimos aprendiendo los intervalos con dados y una ruleta, aproveché unos segundos de la clase para repasar estos conceptos.

Analizamos algunos intervalos de las partituras

 

¡Actitud positiva ante todo!

 

Las notas dobles parecen pequeños racimos de uvas

 

 

 

 

5 recomendaciones para aprender música

Los beneficios de aprender música son de sobra conocidos, por eso Musiqueando con María os va a citar 5 recomendaciones para aprender música.

 

Cerebro y música

 

1. Elegir las piezas que os gustan

Siempre intento que las piezas que interpretan sean siempre del gusto de los alumnos, tanto las que les recomiendo yo por cuestiones técnicas, melódicas, etc. como las que ellos mismos escogen. En este caso Adrián escogió “All of Me“, de John Legend.

 

2. Ser persistente

Entre otras recomendaciones destaco también una relacionada con la organización de las clases: intento llevar a cabo la misma secuencia de actividades: solfeo, dictados, entonación e instrumento. El solfeo es muy importante para leer las partituras; por eso, además de realizar ejercicios de lectura de notas en clave de fa y sol con diferentes ritmos, también practicamos percusión con ritmos diferentes en cada mano. Este último método les resultará muy útil para tocar el piano con más fluidez (véase la siguiente foto).

Lectura rítmica mediante percusión con ambas manos. Éste es uno de los últimos ejercicios que hemos practicado.

Los dictados musicales son clave para una buena educación auditiva. Nos ayudan a reconocer posibles notas falsas (incorrectas) cuando estamos estudiando una partitura. Por eso intento practicarlos con mis alumnos en todas las clases con diferentes ejercicios rítmicos y melódicos (adivinando notas, reconociendo y ordenando secuencias, etc.).

Dictado rítmico

Próximamente publicaré vídeos en los que podréis ver cómo trabajan mis alumnos los dictados, escribiendo las notas a la vez que las escuchan, comprobando las notas cantándolas, etc.

 

3. Compartir experiencias con otra persona

Ya sea con el mismo instrumento o con otro diferente, es interesante interpretar la misma pieza con otra persona. Así mejoras la concentración, ya que estás tocando tu parte correspondiente mientras escuchas la parte que interpreta tu compañero. Es decir, el ritmo y la melodía de su parte no necesariamente van a coincidir con la tuya.

 

¿Nos acompañáis con palmas?

 

Los juegos musicales también forman parte de mis recomendaciones para aprender música, sobre todo si se realizan en equipo, como el siguiente, que consiste en practicar la escala por grados conjuntos, por un lado ascendentes y por otro descendentes. Hemos empleado la baraja de cartas Ladomi: ¡concentración y diversión al 100%!

 

¿Quién ganará?

 

4. Aprender de los errores

A nadie le gusta cometer errores, pero debemos darnos cuenta de que forman parte esencial de la superación personal. Debemos analizar nuestros errores y extraer los aspectos positivos de ellos. Es importante aprender y darnos cuenta de lo que podemos mejorar. El siguiente vídeo se lo enseñé a Laura para que comprobase que las blancas duran más de lo que deberían; además, he utilizado este ejemplo para enseñarle la lectura anticipada de las notas aprovechando los valores largos. Es la mejor forma de aprender: escuchando.

 

Algún día interpretará el tema de Hombres G

 

5. Aplicar la teoría a la práctica

La última de mis recomendaciones está relacionada con aplicar en las partituras los conceptos que estudiamos de forma teórica, porque es de esta forma cuando todo el aprendizaje cobra sentido. En este caso lo ejemplifico con los compases en anacrusa: por un lado, la hoja con la que los aprendieron a solfear y, por otro, la interpretación correspondiente.

Explicación de compases en anacrusa y ejemplos

 

Pieza para practicar los compases en anacrusa

 

Incluso este semana he aprovechado la explicación de una célula rítmica para explicar el ritmo del reggaeton. Es probable que comparta con todos vosotros próximamente tutoriales sobre cuestiones rítmicas.

Explicación de algunas células rítmicas

 

Ejemplos de células rítmicas

Espero que esta publicación os haya servido de provecho y os gustase. ¡Hasta la próxima! 😉😉😉

 

 

Asistir a clases de música aumenta la creatividad

Son varios los estudios que demuestran las consecuencias positivas que tiene asistir a clases de música.

El piano, el instrumento rey

Por eso es una de las asignaturas obligatorias a varios niveles educativos. Aunque para más de uno no pasa de ser una “tontería” o una “asignatura inútil”, la educación musical tiene muchísimos valores.

Una de las ventajas que más se suele destacar es el desarrollo de la creatividad y el refuerzo de la memoria. Esto se debe a que, cuando aprendemos a tocar un instrumento, intervienen varios factores. Entre ellos podemos destacar la memoria visual, la memoria gestual y la memoria auditiva. Ello nos ayuda en nuestra vida diaria a fijar recuerdos, bien sean antiguos o recientes.

Camisetas que me han encargado algunos seguidores

La concentración y la atención se reforzarán. Gracias a la música, se estimulan determinadas áreas del cerebro que no se consiguen estimular de otra manera. Para realizar el siguiente juego es necesario tener en cuenta varias premisas: por un lado, el número del intervalo y, por otro, si ascendemos o descendemos en la escala. ¡Les encanta!

 

La ruleta de los intervalos

 

El siguiente paso consiste en analizar los intervalos en función de los tonos y semitonos de que se componga cada uno de ellos. Tenéis más información en mis apuntes.

 

Razonamos con lógica

 

De manera directa la música ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Llega a ser incluso recetada por algunos profesionales de la medicina. Además, se generan endorfinas que nos ayudan a ser más felices.

Gracias a la música, nuestra seguridad en nosotros mismos también se verá favorecida.

Buen oído, lectura y entonación

 

La música genera autoconfianza gracias también al esfuerzo diario que se debe hacer para ir mejorando en la práctica de un instrumento. Además, la posibilidad de conocer a gente nueva en conciertos o clases nos ayudará a ser más sociables.

Las enarmonías, notas con diferente nombre pero mismo sonido, forman parte del contenido de 4º de Grado Elemental. África y Sabela las han practicado a través del siguiente juego. Consiste en colocar cada nota en su tecla correspondiente. Hay que tener en cuenta que existen comodines y que si una coloca una carta en una tecla y en el siguiente turno le corresponde el mismo sonido a la otra jugadora, ésta no puede colocar la suya (pierde el turno). Gana la que antes coloque cinco cartas.

 

¡No ocupes la tecla de mi nota!

En definitiva, recibir clases de música desde edades tempranas puede tener unas consecuencias positivas en el desarrollo de las personas.