Buscando a Mozart: juego de mesa para aprender música del Clasicismo

Buscando a Mozart: juego de mesa para aprender música del Clasicismo

Buscando a Mozart, el juego de mesa ideal para aprender música con tu familia y tus amigos.

La historia del juego Buscando a Mozart transcurre durante la Viena del 1780. Varios jóvenes músicos llegáis a la ciudad en busca de Mozart, el Gran Maestro que os enseñe arte musical. Sólo uno de vosotros podrá alcanzar la meta. ¿Serás tú quien lo consiga?

Tendréis que explorar las angostas calles de Viena buscando los últimos pasos del Gran Maestro Mozart hasta encontrarlo. El escenario de esta aventura musical son las tabernas vienesas, sus plazas e incluso la mismísima Plaza de los Héroes en el corazón de Viena. En dicha ciudad os enteraréis de que a Mozart lo han expulsado de la Corte y se ha recluido en algún lugar de la ciudad:

Muchos dicen que en su casa, otros que deambula de taberna en taberna, otros que se ha ido de la ciudad y algunos murmuran que María Antonieta, la princesa de Austria, sabe dónde puede estar. ¡Adentraos en las calles de Viena en la búsqueda del conocimiento!

TIPOS DE CASILLAS Y CONTENIDO MUSICAL

El juego Buscando a Mozart tiene un tablero con diferentes casillas que representan diferentes partes de la ciudad de Viena, como las plazas, las tabernas o las bibliotecas, entre otros elementos. Cada una está relacionada con un contenido musical diferente: por un lado lenguaje musical y, por otro, historia de la música.

Lenguaje musical

Intervalos (plazas):

En las Plazas de Viena los músicos debéis afrontar un reto musical ante la población de Viena. ¿Quién sabe? A lo mejor Mozart os está escuchando. En esta prueba tendréis que analizar y entonar los intervalos propuestos por los aficionados a la ópera.

Tonalidades y armaduras (cantinas/tabernas):

Los trovadores pondrán a prueba vuestras habilidades,  pues os pedirán que toquéis con ellos. Para ello tenéis que superar pruebas de tonalidades y armaduras.

Tonalidades relativas y escalas (pentagrama):

Durante esta aventura, los jugadores pasaréis por fases divertidas y agradables (tonalidades y escalas mayores) y otras que les resultarán menos positivas (tonalidades y escalas menores). Lo importante es aprender durante todo el camino, disfrutar la experiencia y encontrar a Mozart (alcanzar la meta).

Historia de la música

Compositores y obras musicales (biblioteca):

Los sabios de Viena os harán preguntas acerca de los grande compositores del momento. ¡Para ser el mejor, primero debéis conocer a los mejores!

Géneros musicales (tintero y pluma):

En la variedad está la riqueza. Los jugadores deberéis demostrar vuestros conocimientos acerca de diferentes géneros musicales. Vuestra sabiduría os permitirá avanzar y encontrar Mozart, el Gran Maestro.

Organología: (luthiers)

En esta casilla los grandes artesanos, creadores de instrumentos os pondrán a prueba habiéndoos preguntas acerca de instrumentos clásicos de la época. Si respondéis mal a la pregunta del luthier volveréis a la casilla de la cantina anterior. Si respondéis bien el luthier os dará una pista (el jugador podrá volver a tirar los dados) sobre dónde está Mozart.

La Plaza de los Héroes:

¡Esta es una casilla única! En ella los músicos tendréis la oportunidad de tocar ante el Emperador José II del Sacro Imperio Romano Germánico, pero antes de tocar ante él, su maestro de cámara os hará una pregunta de cada tema. Sólo los grandes músicos pueden alcanzar tanto conocimiento. Si no superáis el reto seréis expulsados de Viena y deberéis ir a la casilla de salida. Si superáis el reto avanzaréis hasta la casilla de María Antonieta, mujer de la realeza que conoció a Mozart de joven.

Casilla de la Casa de María Antonieta:

Si llegáis a esta casilla, María Antonieta os ignorará por no ser dignos de hablar con la realeza y seréis llevados a la casilla de salida.

 

Número de jugadores: de 2 a 6 jugadores.
Edad: a partir de los 8 años

 

Guía de compra para un teclado digital

Guía de compra para un teclado digital

Guía de compra para un teclado digital

El piano es uno de los instrumentos más apreciados y con uno de los sonidos más hermosos que existen. Pero muchas personas los tienen como simples muebles, relegados a una esquina polvorienta de la casa. Porque asumámoslo: mover un piano vertical es, seguramente, una de las tareas más tediosas que existen. No digamos ya un piano de cola. Por eso, cuando un piano acústico entra en una casa, es probable que no la abandone más nunca.

piano digital McM

La necesidad de contar con un piano que fuera más fácil de transportar fue lo que provocó el nacimiento del piano digital. La mayoría de teclados digitales cuentan con mecanismos que imitan la ergonomía de un acústico y los mejores pueden reproducir el mismo sonido a la perfección. Es por ello que en la actualidad son más populares que sus hermanos antiguos.

En este artículo quiero aclarar algunas dudas que te pueden surgir en el momento de comprar un teclado digital. Si buscas información más completa sobre estos instrumentos, te recomiendo este artículo en el que además encontrarás las reviews de los mejores pianos digitales para todos los niveles de aprendizaje y presupuestos.

¿Por qué comprar un piano digital?

Como he adelantado, la principal razón para comprar un piano digital es la practicidad que ofrece la tecnología moderna. Los pianos acústicos son instrumentos de percusión que funcionan mediante unos martillos que golpean unas cuerdas para producir el sonido. Este mecanismo interno ocupa bastante espacio así que no es posible reducir el tamaño de un piano acústico.

Un piano digital prescinde de este mecanismo puesto que sus componentes internos son puramente electrónicos. Por esta razón es más compacto y puedes llevarlo contigo con mucha más facilidad. Esto no quiere decir que todos los pianos digitales sean tan pequeños como un sintetizador. Existe gran variedad de pianos digitales de cola, por ejemplo.

Este tipo de instrumentos también se pueden conectar a ordenadores y algunos cuentan con funciones casi tan variadas como un sintetizador. No obstante, a diferencia de un sintetizador común, la mayoría de pianos digitales permiten imitar la sensación de las teclas de uno acústico. De esta manera, el pianista educado con uno digital no notará gran diferencia cuando toque un piano tradicional.

Lo que debes tener en cuenta

Antes de comprometerte con un piano, debes estar seguro de que la propuesta seleccionada cumple con ciertos aspectos importantes. Por ejemplo, que se ajusta a tu presupuesto, que tiene las características necesarias para tu nivel de aprendizaje, que el número y tipo de teclas es el adecuado, entre otros.

Tipos

El piano digital más popular es el de escenario. Este es el típico teclado que podrías confundir con un sintetizador porque es bastante compacto. No obstante, también existen pianos digitales verticales que son idénticos a sus contrapartes acústicas pero con opciones de conectividad modernas en muchos casos. También existen los pianos de cola digitales, pero yo te recomiendo los de escenario por su practicidad.

Precio

Un buen piano de escenario puede costar entre 350 euros y 3500 euros. Los modelos más baratos evidentemente no contarán con tantas funciones como los más caros y su sonido en algunos casos no será tan natural. No obstante, si eres principiante, puedes conseguir buenas propuestas por menos de 500 euros. Los músicos profesionales que requiráis mayor realismo y herramientas creativas tendréis que buscar propuestas en el rango medio y alto.

Teclas

Puede tener desde 25 hasta 88 teclas. Los teclados para niños generalmente son los que vienen con dos octavas. Los músicos profesionales, por otro lado, prefieren las siete octavas que ofrecen 88 teclas. Para adultos principiantes son recomendables los teclados con 76 u 88 teclas para que no se vean limitados en ningún momento.

El tipo de teclas también es fundamental, quizá más fundamental que el número. Las personas que buscan un piano digital generalmente quieren que las teclas imiten las de uno acústico. De lo contrario, un sintetizador quizá sería suficiente. En un piano acústico, el martillo que golpea las cuerdas genera cierto peso que influye en el tacto. Además, dependiendo de la fuerza y velocidad que se le aplique a una tecla, la nota puede variar de intensidad.

Los buenos pianos digitales buscan imitar estos efectos con ciertos mecanismos como la acción martillo, las teclas contrapesadas o teclas «sensibles». Los pianos más baratos carecen de estas funciones pero tampoco debes gastar miles de euros para tener un teclado contrapesado. Las mejores propuestas de la gama baja cuentan con acción martillo o teclas sensibles y no pasan de los 500 euros. No obstante, la ergonomía y la acústica serán más realistas a medida que aumente la calidad del instrumento y, con ello, el precio.

Funciones e interfaz

Los sintetizadores suelen contar con cientos de sonidos y acompañamiento que imitan multitud de instrumentos conocidos e incluso sonidos no musicales de cualquier tipo. Pero los pianos digitales generalmente no incluyen todos estos extras, sino que vienen con algunos pocos sonidos de pianos acústicos y electrónicos, órganos, clavicordios y otros instrumentos de teclado.

No obstante, esto no se aplica a los modelos de alta gama que pueden incluir grandes bibliotecas de sonidos, funciones para personalizar pistas, memoria para grabar tus interpretaciones y más. Si eres un principiante, no te recomendamos que inviertas un montón de dinero en un instrumento con tantas funciones que ni sabrás para qué sirven. Algunas propuestas de gama baja y media cuentan con todos los extras que necesitarás: sonidos de instrumentos de teclado, memoria para grabar pistas, una pantalla básica y unas pocas cosas más.